Hoy es el tiempo de...

Lecturas inesperadas

Hace un tiempo atrás les contaba como Sophie Kinsella me había ayudado a sobrellevar el año pasado y este. Solamente el mes pasado me leí dos novelas nuevas de ella: (Nuevas para mi, al menos) Cocktails for three y The undomestic Godess. La verdad es que en el mismo momento no me habían enloquecido. Paso a contarles porqué...

Bueno en un principio yo quería comedia y Coctails for trhee es más bien algo dramática. Pero luego, cuando me puse a leer la que supuestamente era comedia, que es, The undomestic godess... no pude dejar de pensar una cosa que me dejó pensando:

¿Acaso todos mis libros son sobre problemas de personas privilegiadas?


 Me puse a pensar seriamente qué clase de personaje suelo desarrollar y  un poco la respuesta me asustó: el que no es bastante rico, no tiene mas dificultades que sus problemas cotidianos enfrascados dentro del género en el que se enmarcan: en el pueblo de Elsie hay un asesino y en The path algo le pasa a los gamers de la ciudad.

No considero que sea malo. O sea no estoy diciendo que esto sea una cualidad negativa... solamente estoy marcando que mis lecturas me marcaron a escribir de una manera sobre una clase burguesa y siento que tal vez podría haber sido de otro modo. ¿Me explico en esto? 

A lo que me refiero es que es inesperado, una revelación para mi y es que no siento que pueda escribir por ahora otro tipo de personaje, porque es la cultura que me marca la que indica que tipo de personaje me gusta leer. Tengo un trasfondo al que le gusta aferrarse a una realidad determinada como sociedad y que aunque quisiera salirse por ahora siento que me sentiría una improvisada.

Por ejemplo: hay autores que saben describir a la naturaleza como ninguno. Se me vienen a la mente los hermosos paisajes campestres de Lucy Maud Montgomery, a la que amo; pero ella... ella vivió ese paisaje. Yo creo que a los cinco minutos en el campo me estoy muriendo si no tengo algo para leer o una pantallita para mirar... dolorosamente urbanizada.

Por eso venía esta entrada de hoy somos lo que leemos y a veces una lectura inesperada nos devela a nosotros mismos diciendo: Si, también soy un poco estos "problemas de clase privilegiada" aunque en realidad nunca en mi vida sea un dilema si un bolso vaya a ser de tal o cual diseñador. 

¿Qué lectura inesperada los ha sorprendido últimamente, que les descubrió una faceta de su propia persona? 

also...

chismeen qué andan leyendo...


Foto de Nadi Lindsay en Pexels



Comentarios

  1. Hola! Acabo de dejar a las hermanas Bronte....tu crees que habrá un lugar en los paramos para mi? adoraría espiar por sus ventanas cuando escribían sus historias y ver el fuego en la chimenea.
    Saludosbuhos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias corazón por comentar en el blog!