Hoy es el tiempo de ... tomarse las cosas con calma.

 ¡Hola! he vuelto por el blog. Se que la última noticia que leyeron en esta página fue cuando estaba relanzando "Los misterios de la bruja verde. El secreto del corazón negro" en papel en KDP.  (Eso fue efectivamente el 18 de marzo de este año, es decir (sin importar cuando leas esto) 2022. 

Desde entonces han pasado muchas cosas. Muchas. Una de las mas importantes fue que tomé la iniciativa para trabajar como escritora fantasma y ha sido una experiencia interesante. La verdad era que quería probar trabajar con la escritura,  sobre todo en proyectos que no fueran los míos solamente y ahora puedo decir que lo he hecho. ¡He tachado la bendita casilla!  (A veces la vida es una sucesión de cosas que hay que probar)

Por eso, hacia finales de marzo tomé el proyecto de escribir un libro de treinta mil palabras y luego lo entregué, corregí. y entregué de vuelta. En fin... eso me llevó casi todo abril y después me quedé mirando el techo, porque la verdad, era que todo muy lindo, pero no pude organizarme para escribir nada mío desde entonces. Ni siquiera ponerme a editar en el medio.





Ahí me di cuenta que amo escribir, pero extraño mis creaciones literarias, y por eso me puse a  paso de mula (re mula) a editar el tercer libro de Elsie, que lo escribí el año pasado cuando andaba de mood para escribirle un misterio mas oscuro para cerrar el primer arco de la historia.

Yo se que algunos de ustedes que me leen son escritores y que saben apreciar el poder de las palabras, pero la verdad es que he estado usando el tiempo para leer las palabras de los demás y tomarme las cosas con calma. Si no tengo ganas de escribir, he decidido no forzar la cosa, sino tomarme un tiempo para apreciar la vista. (Usualmente tengo una disciplina muy estricta de escribir cuatro mil palabras diarias, aunque eso signifique sacrificar horas de ocio y lecturas para el propósito)

Elsie nació en pandemia, cuando necesitaba este tipo de historia, mas bien tierna, pícara, con una cuota de misterio y sobre todo muy cozy, pero en tiempos recientes, ustedes saben que he nadado en aguas oscuras. No se por qué mis lecturas se convirtieron en este mundo oscuro y gótico de Joyce Carol Oates o los grandes dramas históricos como Poldark o Lo que el viento se llevó. Parece como que no tengo término medio. Ahora los horrores cotidianos violentos invaden mis lecturas ( He leído: Siempre tan cerca en todo momento, Persecución, Memorias de una viuda, Mamá, Mujer de barro y Una hermosa doncella todos de la Oates, solo este año) 

Este es un año importante para mi. Se cumplen diez años de algo que me ha cambiado la vida para siempre y a medida que ese aniversario de acerca como que los recuerdos están en cada esquina. También en Junio, se cumple aniversario de la muerte de mi abuela y no sé por que pero no deja de ponerme mal.  Mi abuela, lo único mío que leyó fue mi tesina de aprobación de carrera y recuerdo cuando me dijo medio en broma y medio en serio: "No creí que fueras tan inteligente para escribir algo así." Mi abuela era muy "ácida", como se dice ahora pero ella no dispensaba elogios si no creía en serio en ellos. Sin embargo siempre que escribo algo nuevo pienso "¿Qué diría la nona?" 

A veces me hubiera gustado que leyera a Elsie, yo pienso que le hubiera gustado. 

Pero estamos los que somos y somos los que quedamos. Así que por eso me estuve tomando todo con calma. ¿Quiero mirar una serie? ¡La vemos! ¿Quiero dormir un rato mas? ¡Pues lo hago! ya no me permito criticarme duramente por no lograr metas imposibles. Se que hablo desde un lugar que se puede permitir esto, pero mientras pueda permitírmelo lo haré.

Si algo me ha enseñado esta pandemia loca que todo el mundo está pasando es que la paz mental es FUNDAMENTAL.

Creo que mayo es el mes de la salud mental, de awerness y pienso que esta es mi carta a que intenten ser mas suaves con ustedes mismos. En lugar de intentarlo mas fuerte y no parar y desilusionarse si algo no sale, sean mas suaves. Trátense mejor, como les gustaria ser tratados en verdad. Vivimos en una sociedad que glorifica el vivir con una cuerda a un millón y a veces solo a veces está bueno bajar un cambio y apreciar la vista. Llegar a la meta vas a llegar el problema es que tan accidentado va a ser el viaje.

Y ya me extendí demasiado con ustedes. Espero que este mundo loco los esté tratando bien, que hace mucho no me pasaba por la página. 


Si se quedaron hasta el final: ¡Gracias por leer! y nos encontramos en la próxima entrada.

Comentarios