Audiolibros ¿sí o no? - Los pros y contras de los audiolibros.


Una de las señales de que sos un bibliófilo extremo, es que hasta en tus sueños aprovechas cada momento para leer un libro. ¿Pero qué tal "audioleerlos"? 

Como lectora frecuente debo decir que los primeros audiolibros con los que experimenté fueron novelas en inglés para perfeccionar el idioma. De hecho tachen eso, es una gran mentira, mis primeros audiolibros me los compró mi familia, se trataban de El principito y una colección de cassettes  (Ejem… eran los noventa) de historias de Disney por lo que realmente me había prefigurado que los audiolibros solamente estaban destinados para niños pequeños que eran muy vagos para leer, sin embargo mis clases de inglés desembocaron en un redescubrimiento de los audiolibros: no solo perfeccionaba el idioma sino que algunas ediciones estaban muy interesantemente narradas. Si dramatizaciones de la BBC, a ustedes les hablo…nada mejor que un Benedict Cumberbatch en tus oídos.

Ahora, actualmente estoy a favor de los audiolibros porque los escucho en ocasiones, en lugar de música y al mismo tiempo me permite agregar un libro más a mi reto de lectura Goodreads, y no sólo práctico mi inglés sino que además los envicio hasta en castellano, con lo cual, se puede decir que califico como bibliófila maniática, definitivamente.

Los pros de los audiolibros, es que si están bien narrados, cautivan casi lo mismo que la letra impresa. Hay versiones con dramatizaciones excelentes y otras que te acercan a tu actor favorito narrando una historia inesperada, como cuando descubrí a Ethan Hawke leyendo Matadero 5 de Kurt Vonnegut y fue enamoramiento por partida doble. Ethan lee como un capo imprimiéndole una intensidad increíble y la novela es de las más geniales sobre  las que nunca poseé mi mirada y sin embargo la recuerdo tan bien como si lo hubiera hecho. La memoria es igual o más evocativa.



Lo malo de los audiolibros es que la lectura fija al instante, mientras que en audio todo es más intangible y eso se aplica a la facilidad o dificultad de recordar nombres de personajes o lugares. En audiolibros esto se complica un poco más.

Lo siguiente malo de los audiolibros es que tan bueno es el lector o que tanto esfuerzo le pusieron a la dramatización. Hay gente que es muy buena cuando lee, cambia la entonación de acuerdo a los personajes y hace todo más perfecto pero a veces te encontraste con una lectura desastrosa o quizás con una versión que está abreviada para que no sean como demasiadas horas.
Un libro de trescientas o cuatrocientas hojas puede durar más de nueve horas y por eso como en toda lectura tenés que estar seguro de querer bancarte nueve horas de algo.

El siguiente punto a favor, está relacionado con la vista, si bien uno debe estar seguro de querer escuchar nueve horas, si la visión óptima es algo de lo que se carece, entonces, los audiolibros te permiten leer sin forzar la mirada.

Pero luego en otras contras, está los precios de las versiones buenas, aunque cada vez hay más venta de audiolibros y páginas dedicadas a ello, conseguirlos en buena calidad no es tan sencillo.
Sin embargo acá va el mejor pro de todos: podes escuchar y hacer cosas al mismo tiempo desde limpiar hasta cebar el mate o boludear con las redes. ¿Querés salir a correr y leer? ¡Sueño cumplido! (Vean la nota al pie por favor XD)
Sin embargo esto es relativo porque en algún momento la atención dividida entre escuchar y realizar otra actividad va a ser dificultoso ya que una buena novela escuchada te enfrasca tanto como leerla.
Mi opinión es que resiste hasta un viaje por la ruta, una buena copia de tu libro favorito en formato de audio. Intentar escuchar libros es una experiencia interesante y si podes hacerlo te la recomiendo. No hace falta que seas un bibliófilo que lee hasta en la sopa pero si lo sos entonces los audiolibros son para vos aunque probablemente ya lo sabías con certeza.

Nota al pié: Escribí esta nota para Gente que Lee que fue un proyecto colaborativo de esos literarios y bonitos, pero tuvo vida breve. Sin embargo con motivo de la cuarentena quise recuperar esta nota para hablar de los audiolibros en el Blog. Actualmente estoy probando la membresía de SCRIBD y realmente vale la pena por todos los audiolibros que tiene. El problema es que no tengo una entrada fija actualmente y no me voy a poder financiar nada por un buen tiempo. ¿Pero quien está preocupado en medio de una pandemia?

¡Fuerza corazones y pronto vuelvo con otra entrada mas original! (Tenía ganas de mostrarles que a veces hacía artículos mas serios que en el blog y de paso abrir el paraguas para lo que se viene).

Saludos y nos leemos en comentarios!

Comentarios

  1. Hola! Pues nunca he probado los audiolibros, pero me da la sensación de que no sería capaz de concentrarme en lo que está ocurriendo, incluso que me quedaría dormida. Creo que al leer tienes que hacer bastante más esfuerzo que al escuchar. Pero si que es verdad que con una buena narración puede resultar entretenido.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Yo nunca he probado con ellos pero sinceramente no me atraen nada, prefiero leer e imaginarme las cosas a mi manera y una voz siempre puede distorsionar eso, y más si es la misma voz para todos los persoanjes.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Buena entrada, tal vez en un futuro me anime con los audiolibros ^^
    Besos y tienes una nueva seguidora.

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante tu opinión sobre los audiolibros! a ver si pruebo...
    Gracias por tu visita y comentario, me quedo siguiéndote, aunque no formo parte de esa iniciativa que me dices.
    Besos! hasta pronto

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Gracias corazón por comentar en el blog!

Entradas populares de este blog

Serial Killer | When calls the heart (season #5)

Movie # 131 & 132 "On the Town" y "Take me to the ball game"

Three novels reviewed from #Netgalley.