Crítica| Love Simon (2018)

Cuando la diversidad no alcanza.

Yo se que ustedes saben que miro muchas películas de temática LGBT, usualmente las amo, porque son independientes, arriesgadas o artísticas pero Love Simon, llegó para complicarme el panorama. Realmente estaba buscando una película mainstream que planteara con todas las agallas, para el publico adolescente, la visibilidad y la diversidad.

Seguí esta película desde su realización pues por el blog de lectura estaba interesada en leer la novela de Becky Albertalli, Simon Vs the homosapiens agenda, llamado por estos lares Yo soy Simon y editado por Puck. Quizás mis altas expectativas al respecto: la emoción por un casting diverso, la visibilidad de la temática y el mundo de los libros juveniles que terminaron adaptados en Film pusieron la vara muy alta para algo que ni es hasta políticamente correcto.


Lo primero que me sucedió es que empecé a odiar al personaje de Simon. Con tal de no dejar que su "secreto" vea la luz hace cosas odiosas como usar a los amigos de mercancía y creo que prácticamente no encontraba graciosa la situación. Ya recordaba mi indignación como cuando comencé a ver Can't Buy me love en la que el prota (Patrick Dempsey) le paga a una chica popular para que finja ser su novia y no es mas que prostitución en la que se aprovecha de una debilidad de la mujer para lograr su cometido en versión preparatoria. 

La verdad es que pese a la dudosa personalidad de Simon, no lograba conectar con la historia. Es cierto que intenta ser graciosa... es ahí cuando la frase "textos de intención cómica" llegaba a mi mente porque no me reía con nada. Nada. Tiene unos estereotipos atroces. Un mensaje demasiado light tomado a la ligera y básicamente lo único rescatable de todo es que Simon tiene una familia ejemplar...estereotipada al máximo y unos amigos de fierro porque no se si perdonaba tantas mentiras y manipulaciones.

Mi colmo creo que fue cuando en el descenlace uno de los personajes dice: soy negro, gay y judio... como diciendo "mirá que logro todas esas minorías en un solo personaje." y no le encontré la gracia. Tampoco cuando Simon googlea como se viste la gente "gay"... no... mas ¿Enojo? salía a la superficie y lo peor es que dura como dos horas. Noventa minutos hubieran sido mas que suficientes.

Realmente no creo que la novela sea taaaaan así. Se que es comedia, lo cual no está mal, podes hacer comedias de temas LGBT y encima hacer algo popular que visibilice todo el tema. Pero no se si la adaptación fue tan gloriosa o si debo asustarme y el libro es así.  

Voy  a cerrar esta crítica, recomendando Handsome Devil que ya fue reseñada en el blog y si no miré mal ya la subieron a Netflix porque así haces visible un tema en versión ATP. Pero sino mi consejo es el siguiente: Mejor vean cualquier película de Xavier Dolan o vuelvan a ver Call me by your name que eso si se puede ver y da alegría con arco iris dobles.

2 claquetas de 5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Serial Killer | When calls the heart (season #5)

Movie # 131 & 132 "On the Town" y "Take me to the ball game"

Three novels reviewed from #Netgalley.